La digitalización cobra fuerza en el sector inmobiliario europeo

Los efectos de la COVID-19 son los principales causantes de los cambios que están marcando el futuro de la industria inmobiliaria internacional. El auge de la digitalización debido a la implementación de nuevas rutinas como el teletrabajo o las compras online han provocado que la demanda del mercado evolucione hacia estas tendencias. Por esa razón, el sector residencial y el digital se antepondrán a las demandas relacionadas con el sector hotelero o el retail.

Anna Puigdevall, tesorera de FIABCI España y directora general de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Cataluña (AIC), asegura que estos activos se han convertido en un punto de inflexión para el sector. «Las medidas que se han puesto en marcha a raíz de la pandemia han generado necesidades diferentes en los clientes. El teletrabajo ha provocado que ahora se les dé mayor importancia a los elementos exteriores de las viviendas. Mientras tanto, las empresas que siguen optando por la presencialidad demandan oficinas más amplias para poder garantizar la distancia social de seguridad y evitar los contagios entre los trabajadores».

Otra de las medidas que ha afectado al mercado inmobiliario son las restricciones de movilidad en todo el mundo. Este hecho ha provocado que las grandes carteras de inversión se decanten por inmuebles ubicados en sus países de origen. «Las perspectivas de los inversores europeos se sitúan principalmente en Alemania, ya que algunas de sus principales ciudades, como Berlín o Frankfurt, han sabido proteger la economía frente al ‘huracán’ COVID», confiesa Puigdevall. Sin embargo, la reducción de la inversión internacional ha provocado que las carteras españolas opten por ciudades como Madrid o Barcelona a la hora de buscar un inmueble.

La importancia de las cuestiones medioambientales

El interés en cuestiones relacionadas con el cambio climático o la reducción de emisiones lleva algunos años en crecimiento. La llegada de la pandemia ha acentuado la necesidad mejorar la sostenibilidad, sobre todo en viviendas y oficinas. «Ahora más que nunca, la certificación NetZero está experimentando una gran atracción a nivel mundial. Uno de los desafíos de este 2021 es acentuar el compromiso del cliente en base al consumo energético y lograr potenciar los edificios y viviendas sostenibles. La llegada de los fondos europeos será clave para poder potenciarlo«, asegura la tesorera de FIABCI España.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

Deja una respuesta