Mutua Montañesa aprovechó el Día del Trabajador para analizar cómo la pandemia ha cambiado el mundo laboral

Mutua Montañesa aprovechó el Día del Trabajador para analizar cómo la pandemia ha cambiado el mundo laboral

Mutua Montañesa, mutua colaboradora con la Seguridad Social número 7 y con más de un siglo de vida dedicado a la gestión de la salud laboral de sus empresas y trabajadores protegidos, quiere celebrar el Día Internacional de los Trabajadores a través de la visión y experiencia de varios perfiles relevantes de la organización. Perfiles que han mostrado cómo han vivido el último año desde el punto de vista profesional y cómo ha cambiado el mundo del trabajo y el entorno laboral desde marzo del año pasado, además de conocer su sentir personal al respecto.

María José Castañón es la Directora de Gestión de Personas y Conocimiento de la Mutua, quien se ha enfrentado en los últimos meses a la complicada tarea de diseñar los protocolos de prevención ante la COVID, así como de llevar el seguimiento de los casos positivos que han podido surgir. Reflexiona que la clave de la prevención es conocer a la perfección la normativa pertinente, pero en un caso como el que se ha vivido, en el que la incertidumbre fue la imperante en los primeros momentos, “no había ni tiempo ni normas para tomar decisiones”. Ante ello, una comunicación transparente, rigurosa y muy ágil, además de la digitalización de los procesos y del trabajo en equipo, han sido las claves para trasladar todos los protocolos y medidas que Mutua ha adoptado gradualmente. De esta manera, afirma orgullosa María José, “hemos logrado mantener nuestra actividad de manera presencial sin ningún caso de contagio laboral. Esto ha sido posible también a la altísima responsabilidad personal”.

En un momento en el que la salud ha cobrado si cabe más importancia que nunca en la vida de las personas, María José admite que ha sido un año “personalmente muy duro”. Gestionar personas en esta época le ha hecho tener más presente que las decisiones tomadas no solo afectan a los resultados de la compañía, sino que conllevan un alto impacto personal: “Cada situación personal la haces tuya, sientes la responsabilidad y debes dar respuesta. Y no siempre es posible. Ése es el coste de mi profesión”.

Por su parte, Cristina Sebrango, Jefa Territorial de la Administración Norte de Mutua Montañesa, comenta que la multitud de cambios legislativos que se han producido derivados de la situación han supuesto todo un reto en el plano laboral. La prioridad de proporcionar la mejor atención posible a todos los clientes ha salido adelante “gracias a la constante comunicación entre nosotros, a pesar de no estar presencialmente trabajando” recalca Cristina. Y destaca que estos últimos meses han supuesto “un periodo de crecimiento en todos los sentidos, tanto a nivel profesional como a nivel personal”.

La doctora Laura Valdivielso, médica de Mutua Montañesa en Miranda de Ebro, corrobora también la dureza de este peculiar año. Lo esencial de su trabajo como médica ha sido el mismo que antes de la pandemia, pero reconoce que se han vivido situaciones de gran preocupación, por el “desconocimiento de una enfermedad de la que hemos ido aprendiendo sobre la marcha”. Y hace hincapié en el “comportamiento ejemplar de sus pacientes”, los cuales han aceptado las normas de seguridad implantadas “con una paciencia y respeto dignos de admirar”.

Por último, Zulima Miravalles, Directora de Desarrollo de Gestión, quiso destacar la posición privilegiada desde la que se ha podido adaptar la modalidad online de la solicitud de las prestaciones: “Ya llevábamos trabajando en la transformación digital hace años”, y gracias a ello, y a un ”trabajo muy intenso” de todos los implicados, se ha afrontado rápidamente el peor de los escenarios, que ha contribuido a mejorar la situación de los autónomos afectados. Sensación que, como constata Zulima, han percibido a través de “todas las felicitaciones y agradecimientos”. Coincide en resaltar, como los demás perfiles, que ha sido un año difícil, pero que ha repercutido en un “fortalecimiento de los equipos”.

Mutua Montañesa agradece enormemente el esfuerzo realizado a lo largo de este año por sus trabajadores para mantener un servicio de atención de elevada calidad y eficiencia pese a la enorme cantidad de cambios repentinos que se han dado en esta época de incertidumbre para toda la población. Y para ello, el organismo ha contado con el compromiso de su equipo de personas para volcarse en el cumplimiento de unas tareas fundamentales para la sociedad.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

Deja una respuesta