La Fundación Madrina se ofrece para hacer la declaración de la Renta a los más necesitados de forma gratuita

La Fundación Madrina anuncia hoy su campaña para hacer la declaración de la Renta a los más necesitados de forma gratuita. La fundación denuncia la escasa sensibilidad del Estado hacia las familias más vulnerables que han sufrido, como consecuencia de la pandemia, pérdida de trabajo, ausencia o retrasos en las ayudas sociales, impagos de alquileres y energía, falta de Internet y desahucio, entre otros. Dicha campaña dará comienzo el 5 de mayo y durará hasta el día 21 de mayo. Tendrá lugar en el Banco del Bebé, ubicado en la Plaza San Amaro nº 4 (Metro Estrecho) en horario de 10 a 14 horas todos los miércoles, jueves y viernes. Las personas y familias vulnerables que quieran acogerse a dicha campaña necesitarán pedir cita previa.

Es una realidad conocida por todos la situación límite que viven las familias vulnerables en España debido a la crisis económica motivada por la pandemia que está destrozando la economía de muchísimos hogares en nuestro país. Una cuarta parte de las familias españolas se encuentran actualmente en riesgo de pobreza, y junto a las familias que nunca antes se habían encontrado en situaciones límite se unen a la desesperación de otras que viven en una ahogo continuo para llegar a fin de mes. El impago de alquileres y la energía hace que muchas familias actualmente se encuentren en situación de calle.

La campaña de renta de este año trae novedades también para los sin techo y vulnerables y, por inverosímil que parezca, va a afectar negativamente a estas familias que viven cada día luchando por sacar adelante a sus hijos y personas dependientes sin tener ingresos suficientes para sobrevivir.

Este año la campaña de renta va a afectar a muchas familias que anteriormente no tenían que hacer la declaración de la renta ya que no llegaban a unos mínimos de remuneración. Por término medio, y según la Agencia Tributaria, la media de los pagos fiscales que se van a realizar por familia al Estado serán de 1000€, dinero que no tienen estas familias. Además, puede haber multas a las familias por no hacer la declaración o hacerla mal, entre 200€ y el 150% de cantidad a abonar, por lo que las familias podrían tener que pagar a hacienda hasta 2.500€ de media.

Con este tipo de casos, con pagos de 1.000€ y multas de 2.500€, Fundación Madrina se pregunta, ¿Hacienda decidirá embargar las cuentas de los más vulnerables por impago al Estado?

Por otra parte, según fuentes oficiales: «Hacienda va a permitir fraccionar los pagos de las familias a la Agencia Tributaria en 6 periodos, para aquellas personas a las que les salga a pagar habiendo estado en situación de ERTE. Cantidades que se cobrarán los días 20 de cada mes a partir del 20 de julio de 2021 y hasta el 20 de diciembre». El problema para estas familias es que no tienen dinero para afrontar estos pagos.

¿Cómo les afecta a las personas sin recursos esta campaña de Renta?

La campaña de la Renta va a afectar a muchas personas que anteriormente no tenían que hacer la declaración de la misma, debido a que no llegaban a unos mínimos de remuneración. Esta vez la Renta deben hacerla todas las familias que han recibido el IMV y los ERTEs, al haber dos pagadores.

Según la Agencia Tributaria, todos los trabajadores que han estado en ERTE durante el año fiscal 2020, los beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital, y las familias solicitantes de deducciones por maternidad, guardería, por ser familia numerosa, o bien por tener discapacidad o mantener hijos dependientes con discapacidad, la declaración de estas familias les puede salir a pagar o perder, en su caso, todas las deducciones fiscales que les corresponden.

En el caso particular de los ERTE, al tener dos pagadores, la empresa donde trabajaba y el Estado, y debido a que se calcula la retención de Hacienda en función de la retribución anual del ejercicio fiscal 2020, el tope de obligatoriedad para hacer la declaración baja de 22.000 a 14.000 euros, lo que, unido a la escasa retención realizada por el SEPE, entre un 0% y un 2%, es muy probable que a estos casi 4 millones de trabajadores la declaración les salga positiva, es decir, a pagar.

Los perceptores del IMV estarán obligados, junto a sus convivientes, a presentar el IRPF y no van a poder aplicarse las deducciones por maternidad, guardería, por familia numerosa o discapacidad. Las 150.000 familias que recibieron esta ayuda del IMV en 2020 tendrán que presentar en 2021 la declaración de la renta. Así lo recoge el Real Decreto 20/2020 sobre Ingreso Mínimo Vital, que es el que regula la prestación.

Estas ayudas se dieron a un sector vulnerable, pero no se les explicó la letra pequeña. La realidad es que tendrán que hacer la declaración de la renta, cuando normalmente están exentos de hacerla. Pero, además, en caso de que en la unidad familiar alguno de sus miembros perciba más de 1.800€ al año, no podrán deducirse -en su declaración de la renta- las cantidades establecidas por descendientes o ascendientes, con o sin discapacidad.

Por su parte, las mujeres trabajadoras con hijos menores de tres años a su cargo tienen derecho a una prestación por maternidad de hasta 100€ mensuales por cada hijo menor de tres años. Pero si se han visto afectadas por un ERTE o han sido trabajadoras autónomas en cese de actividad como consecuencia de la pandemia, dejarían de cumplir el requisito exigido para poder aplicar dicha prestación y por lo tanto perderían este derecho durante el tiempo que se haya encontrado en esta situación.

Hay que tener en cuenta que los nuevos contribuyentes de familias vulnerables que están obligados a presentar este año la declaración de la renta pueden recibir importantes sanciones si no lo hacen. Las multas impuestas por la Agencia Tributaria van desde los 200€, si el resultado de la declaración saliera a devolver, hasta el 150% de recargo sobre la cantidad adeudada si la declaración saliera a pagar, es decir un promedio de pago de entre 1.000€ de media a multas a Hacienda que podrían llegar a los 2.500€.

Campaña gratuita de asesoramiento y realización de renta a vulnerables 

Desde Fundación Madrina se valora que «esta situación es realmente injusta y humillante para estas familias que cada día luchan por sobrevivir, que han soportado y viven situaciones límites, y que ahora con la campaña de renta se les suma un problema e injusticia mayor para sus economías sobre endeudadas o quebradas».

Asimismo, la entidad denuncia la situación y pide al Gobierno una «marcha atrás» de las medidas fiscales injustas sobre la clase más afectada por la Pandemia, y que lo único que logra es aumentar el «control confiscatorio» y la marginalidad, pobreza y vulnerabilidad de las familias más afectadas.

Desde el 5 de mayo de 2021, y por primera vez en la historia de la Fundación Madrina, pone a disposición de las familias vulnerables afectadas por esta medida fiscal todos los expertos que tiene para asesorar y realizar las declaraciones de renta de forma gratuita. De esta manera, la entidad cree que puede paliar en parte los efectos colaterales perjudiciales que esta medida supone para las economías más pobres, por lo que podrán conocer su situación personal y estar asesorados con el fin de evitar sanciones y multas impuestas por la administración por la no realización, desconocimiento o falta de recursos, por si no se cumplieran los requisitos solicitados.

La Fundación Madrina invita a todos los medios que den a conocer este recurso y servicio gratuito, para que las familias que estén viviendo una situación vulnerable no se vean más perjudicadas».

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

Deja una respuesta