Una de las claves importantes a la hora de ser un vendedor es la organización. Nuestro trabajo nos lleva a ir siempre como un bombero cuando los clientes nos llaman y vamos detrás de ellos para tratar de resolver las dudas, problemas y demás.

Pero debemos tener muy claro que es muy importante organizarnos bien. De no hacerlo así siempre iremos donde los clientes quieran y no donde deberíamos ir.

Ten en cuenta para tus tareas el post de la organización de las prioridades:

¿Cómo se pueden… organizar mis tareas?

Es clave dedicar más tiempo a esos clientes en los que hay más potencial (más volumen de negocio a ganar) y no liarnos con los de bajo volumen pero que son muy majos y con los que nos sentimos muy bien pues les solucionamos todos los problemas.

Para ello es clave dedicar un día  al semana para organizar las visitas proactivas. A mi me gusta el viernes. Dedico de lunes a jueves a visitar y el viernes lo dejo para organizar mis visitas y para posibles urgencias.

¿Por qué lo hago así? Por varios motivos:

  • Si llamo un viernes puedo citarme con un cliente el lunes pues es la semana próxima (aunque realmente sea el siguiente día laborable)
  • Los viernes la gente está más abierta y contenta y es más sencillo concretar visitas
  • Además si tengo una urgencia que no puedo ir de lunes a jueves la soluciono dentro de la misma semana el viernes

Otro tema importante es fijar en la agenda el tiempo que necesite para organizar dichas visitas. Yo suelo necesitar unas dos horas para fijar unas 2-3 visitas al día de lunes a jueves. La otra u otras dos que puedo hacer de lunes a jueves las dejo más en el aire en función de lo que me ocupen las importantes y relleno con las visitas reactivas esos días para cumplir con mis objetivos de visitas.

Si fijo a primera hora las visitas reactivas (cuanto más compleja antes la debo fijar) entonces me muestro la importancia de las mismas y me centro en los clientes donde realmente debo centrarme.

Es vital ser tú el que llena tu agenda y no tus clientes y menos tus compañeros de empresa. Si vas a «rebufo» (como se dice en el mundo de la bici) no serás eficiente, y tendrás la sensación de agobio, de que no llegas a las cosas y serás menos productivo que si eres tú el que lidera tu agenda. Dale mucha importancia a la planificación de tus visitas comerciales.

 

Deja una respuesta