En el día a día tenemos infinidad de tareas que debemos hacer pero que no somos capaces de finalizar a tiempo. Por ello es muy importante prorizar nuestras tareas para saber qué debemos hacer, qué debemos priorizar, qué debemos delegar y qué no hay que hacer…

Hay una tabla muy sencilla que nos da unas pistas y que realmente funciona… Es esta:

Los ejes que separan dichos cuadrantes son la importancia del tema y la urgencia del mismo.

  • URGENTE E IMPORTANTE: Debemos hacer esta tarea YA. Es la prioridad máxima. Es importante y es urgente hacerlo por lo que debemos de dejar todo lo demás que estamos haciendo y centrarnos en ello. No debemos dejarnos interrumpir por otros temas mientras la estamos haciendo.
  • NO URGENTE PERO IMPORTANTE: Esta tarea debemos hacerla nosotros pues es importante. No podemos olvidarnos de la misma por lo que es primordial agendar dicha tarea y hacerla cuando nos la fijemos. Posiblemente en esa fecha ya sea importante y a la vez urgente. Si podemos adelantarnos mejor pues evitaremos correr y además dejaremos hueco a posibles urgencias que nos puedan surgir.
  • URGENTE PERO NO IMPORTANTE: Aquí tenemos las tareas que debemos «delegar». Es urgente pero para nosotros «no importante» por lo cual no es parte de nuestras tareas principales. Debemos de buscar a alguien al quien dichas tareas sí sean importantes y que las pueda hacer al momento. Debemos de tener claro quién debe hacerlas y debemos delegarselas. Otro día hablaremos de cómo ha de hacerse pues no es traspasarlo como a nuestra «secretaria».
  • NO URGENTE Y NO IMPORTANTE: Directamente borramos la tarea, el email o lo que tengamos que hacer. Es en estos temas donde muchas veces perdemos mucho tiempo pues en ocasiones son tareas que nos gustan aunque no haya que hacerlas. ¡¡OJO CON ESTAS!! Nos puede influir en todas las demás…

¿Queda más o menos claro cómo hay que hacerlo? Si tienes dudas te recomiendo que ordenes tus tareas en estos cuadrantes y será más efectiva tu gestión del tiempo…

Deja una respuesta